sábado, 31 de diciembre de 2011

Etimología oprobiosa





Uno de los afanes de esta redacción ha sido y es el engrosar el vocabulario de nuestros lectores en lo que a improperios y denuestos se refiere. Siempre hemos instado a nuestra distinguida audiencia a zaherir con clase, donaire y gracejo, y para ello ofrecemos toda una suerte de venablos verbales, la mayoría caídos en desuso, en aras de su recuperación e incorporación a la vital cotidianeidad.

Pero en la presente no rescataremos del olvido ninguno de estos rancios vituperios, que sabemos hacen las delicias del lector. Nos dedicaremos a esclarecer el origen de un oprobioso vocablo muy común en las costumbres dialécticas de nuestro tiempo.

La utilización de la palabra "gilipollas" comprende un amplísimo espectro de la población parlante. Desde el más humilde empleado hasta el más ostentoso empresario, a todos llena la boca con su sonoridad y contundencia. Se puede decir de forma tan cariñosa como para hacer brotar una sonrisa de afecto, y de forma tan hiriente como para hacer cerrar los puños y enrojecer de ira.

Y se la debemos a la influencia del caló, idioma gitano, donde existe el término "jilí", que significa cándido, memo, que se deriva de "jil", fresco, que a su vez deriva de "jilar", que significa enfriar.
Este término se enlaza lingüísticamente con el vocablo "pollas", en clara alusión al miembro viril masculino, y ya tenemos completa la palabra "gilipollas", cuyo significado podríamos convenir en "tonto de la polla".

Esta forma de ofender aludiendo a la genitalidad es muy del castellano, y encontramos dicterios de la índole de "tontoloscojones", "tontolapolla" y "tontolaba", donde haba se refiere al glande que corona el miembro.

Indagando en las procelosas redes podrá el lector encontrar también otro posible origen. El que alude a un antiguo aristócrata español, Don Baltasar Gil Imón de la Mota, que incluso da nombre a una calle de la capital del reino. El noble tenía dos hijas (Fabiana y Feliciana) con las que solía pasearse por las rúas madrileñas. Al verlos la gente decía "ahí van Gil y sus pollas", o abreviando "Gil y pollas". No debieron ser una familia muy espabilada.

12 comentarios:

Kriskros dijo...

Se olvida usted, mi querido amigo, de la versión "menores de doce años". Gilipuertas, tan usada en momentos de reunión en los que los menores rondan como buitres alrededor de un carnero viejo. En esos momentos en los que el vocablo cambia y todo se convierte en pipí, pilinguis, piripis y demás derivados aptos para prepuberes.

Sin más, me comeré este mojón.

Rax-stax dijo...

Pongase usted un 10, es un placer contar con alguien como su ilustrisima que nos abre los ojos y las orejas a las formas menos usadas de nuestra amadisima lengua mater.

Sea usted dichoso.

Hombre Malo dijo...

Kriskros: Acertadísimo, excelente e inspirador comentario, que bien podría dar lugar a otra entrada que quizá debiera madurar con usted en persona. "Pipí", "pilingui" y "piripi" (por el amor de San Cucufato, me encanta "piripi") son tres inmejorables ejemplos de ese fenómeno que describe usted de transformación de palabras para hacerlas aptas para prepúberes (o también propias de señoras melindrosas).
"Gilipuertas" podría infantilizarse aún más en "gilipichis". Parece que la repetición de la "i" suaviza los conceptos.

Rax-stax: Sonroja usted con sus halagos a este humilde servidor, agradecido y atomatado quedo por ellos y por que usted nos lea y nos comente.
Comparta usted mi dicha (con "D" de dicha).

Vampira dijo...

Estimado Hombre Malo, cada día disfruto más de sus enseñanzas... no deje usted este blog y que Dios le pague esta labor con una buena novia o en su defecto una hermosa bandeja de langostinos (no insurgentes, claro está). Saluditos

Hombre Malo dijo...

Queridísima Vampira, favor que usted me hace leyendo, comentando y disfrutando este humilde espacio.

Dios es un moroso irredento, me debe varias novias ya...

Vampira dijo...

Es todo un placer hacerlo, ya lo sabe...

Jaja pues le vamos a tener que embargar algunas de sus posesiones terrenales o celestiales a cambio...

Mudo dijo...

Lo de "Gil y sus pollas" parece de coña. Gilipollas está en vías de extinción. Estas palabras que mueren de éxito terminan por caer en el desuso por los mil significados que terminan por tener. "Cabrón" o "Hijoputa" andan igual. "Freak" o "Paranoia" (en conversaciones con amigos) han muerto. Breve vida tuvieron.

Y pego por aquí una parida sobre "rimbombante" escrita bajo los exclusivos efectos de un café con leche (y una sola cuchara de azúcar): http://quenosquedablog.blogspot.com/2012/01/rimbombante-es-rimbombante.html

Hombre Malo dijo...

Si le hace a usted gracia lo de "Gil y sus pollas", seguro que le gustará uno de los posibles orígenes del calificativo "berzotas", que más adelante desvelaremos.
Está usted en lo cierto, el mundo del improperio está en constante evolución, obra también de la importación de ultramar, como demuestra el foráneo "freak". Ahora podemos encontrarnos con adopciones como "loser" o "nerd" a nuestra jerga vituperante.
Yo soy muy del gusto del vilipendio compuesto, como "hijo de puta verde" o "cabrón con pintas en el lomo". Por rimbombar un poco.

Enorme su entrada, señor Mudo. Entrada y blog que recomiendo visitar a todo el que lea estas líneas.

alicia dijo...

ahora mismo estoy cerrando los ojos muy fuerte, con la dificultad para escribir que ello conlleva, deseando que la historia de Gil y sus pollas sea cierta.
qué imagen tan entrañable la de este hombre, que no podía ser más que un soplamocos, con sus dos criaturias cursis, caminando altivos, altaneros, pero proyectando solo ridiculez.
y con este pensamiento decadente me voy a dormir

Hombre Malo dijo...

Seguro que Don Gil era un petimetre y sus pollas unas melindrosas de aúpa. La alta aristocracia y sus modales afectados son material muy risible.

Espero que estos desvaríos no turben su sueño, señorita.

Anónimo dijo...

After getting more than 10000 visitors/day to my website I thought your castellanorancio.blogspot.com website also need unstoppable flow of traffic...

Use this BRAND NEW software and get all the traffic for your website you will ever need ...

= = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com

In testing phase it generated 867,981 visitors and $540,340.

Then another $86,299.13 in 90 days to be exact. That's $958.88 a
day!!

And all it took was 10 minutes to set up and run.

But how does it work??

You just configure the system, click the mouse button a few
times, activate the software, copy and paste a few links and
you're done!!

Click the link BELOW as you're about to witness a software that
could be a MAJOR turning point to your success.

= = > > http://get-massive-autopilot-traffic.com

Angel custodio dijo...

El origen de "gilipollas" es en efecto referente a don Gil Imón, fiscal del Consejo de Hacienda de Felipe III y sus hijas.
Al parecer por aquellas épocas a las muchachas jóvenes se las conocía como pollas.
Las pollas de Gil Imón debían ser más feas que un trueno y el pobre hombre se paseaba desesperado por todos los actos sociales, suspirando por encontrar unos buenos mozos casaderos que desposasen a sus "pollitas".
Aquello propició que la gente comenzase a decir cosas como"por ahí van Gil y sus pollas".
Con el tiempo se fueron perdiendo algunas letras por el camino transformándose en el precioso término "gilipollas".
Tontolaba proviene del roscón de reyes.
En él se escondían una figurita y un haba.
Al que encontraba la figurita se le ensalzaba como rey de la fiesta y al que le tocaba el haba, debía pagar el roscón mientras el personal coreaba al unísono " tonto del haba, tonto del haba". Igual que con el anterior ejemplo del bueno de Gil Imón y sus pollas, con el transcurrir del tiempo se quedó en el entrañable "tontolaba".
Salud y alegría!!!