domingo, 4 de diciembre de 2011

Declaración de principios


Amigos, nos toca vivir procelosos tiempos. Época de avances vertiginosos y sorprendentes neotecnias que hace tan sólo un par de lustros pertenecían a la ciencia ficción y a la imaginación de unos pocos visionarios. Sólo nos queda maravillarnos boquiabiertos ante la osadía del ser humano.

Pero, ¡oh fatalidad!, hemos de asistir también a un luctuoso fenómeno propiciado por este siglo de luces titilantes. El asombro se torna rubor iracundo al comprobar que lo que debería servir para aumentar el saber y el conocimiento no hace sino mermarlo a pasos agigantados. En dos o tres generaciones nuestros púberes hablan y escriben cada vez peor. Se expresan con la claridad del gorrino que hoza en su estercolero con las fauces rebosantes de excrecencias. Tienen un vocabulario tan escaso como los atuendos primaverales de las mozas. Juegan al balompié con el diccionario de forma inmisericorde, asestándole tremendas coces dignas del más silvestre de los pollinos. En resumidas cuentas, un descalabro catedralicio que hace estremecerse hasta el mostacho a un humilde servidor y a cualquier prócer sensible y gentil.

Es por todo esto que nace este modesto espacio internáutico. Para socorrer a nuestra amada juventud en su dia a dia. Lejos de querer afear sus laxas costumbres lingüísticas, que también, nuestro objetivo es mostrar la riqueza del idioma patrio, la generosidad de expresiones de toda índole a disposición del hablante. Las mil y una ingeniosas maneras, por desgracia caídas la mayoría en desuso, en que se puede zaherir y descalificar sin perder la elegancia ni caer en la patanería.

Recuperemos el Castellano Rancio. ¡Pardiez!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

sY iNkPaAz d CmpRnDerR Un TxTO d+ d3liiNeAas, yOO lO xPliKO tOdOoO cOn: tio, tronko qtekagas, eS tOdA mI aMpLItUud LeXika

Vampira dijo...

Palabras como proceloso, luctuoos(que también acaba en oso)o inmisericorde me extasían hasta no sabe usted donde... un blog que promete momentos de puro deleite... muerte a los majaderos que degradan nuestro rico idioma. Mis saludos caballero

Vampira dijo...

* bueno, ya no acaba en oso debido a mi torpeza natural jaja

Adryuu dijo...

Solo vengo para airar mi objeción: ¡Retruécanos! ¡Pólipos conlindantes! ¡Alabardas! Les deseo al autor y al cuaderno de bitácora presente una prolífica vida llena de zalagarda verborreica.

Kriskros dijo...

Atiza! Mi asombro fluctua en un vortex de emociones por haber encontrado este manifiesto! Cáspita! diatribar sobre heces siempre es hilarante!

alicia dijo...

pollino, ¡hay que decirlo más!